miércoles, 7 de noviembre de 2012

¿No hay un modo más sencillo?

Hoy, gracias a Dios, se acaban las elecciones en Estados Unidos. No tengo ni idea quien ganará porque no sigo mucho la política de allí, por lo demás tan aburrida y coñazo como la de aquí. Mi intuición me dice que Romney es malo sí, pero Obama es peor, así que, puestos a elegir, me quedo con el primero. Llegados a este punto sólo me queda desear que las elecciones de dentro de cuatro años (perdón, tres, porque estos empiezan con las primarias un año antes) tarden en llegar por más que duela a los politicófilos de guardia, esos que según oyen la palabra "primaria", "caucus" o "debate" pierden el sentío.


Entretanto aquí les dejo la mejor descripción que he encontrado de las presidenciales de 2012. Es gráfica, muy gráfica: