martes, 6 de febrero de 2007

Sacalugo, lo que quieras, pero cuéntanoslo

No cesa. Estas anotaciones de José Carlos y Dani son las últimas gotas de una cascada de anotaciones cruzadas entre algunos compañeros míos del Juan de Mariana y un tal Mario Cuellar, conocido como El Sacalugo por su pertenencia a Aideka, aquel sindikato con K que se creó en Robovisión Española al calorcito del consejero Sacaluga, un hacha del politiqueo que, así a lo tonto, ha colocado a su mujer y a su hermano en sendos carguitos de nada en el Ente público. Pero a lo que vamos, dejemos a Sacaluga-padre compartir su bienaventuranza en familia y centrémonos en Sacaluga-hijo, en el El Sacalugo, un sujeto de estos que uno piensa que existen y que se van de manifa a apedrear un Starbucks, pero que no escriben porque lo que aprendieron junto a Miriam Municio en sus años de huelgas estudiantiles ya se les ha olvidado.

Entre trola y trola nos acusa de recibir en el Juan de Mariana un saco de millones de una petrolera que se llama Exxon y que en España no es muy conocida. Evidentemente es mentira, no vemos ni un mal de dólar de estos señores, y no porque no nos gustaría recibir donaciones suyas, sino porque no nos las han dado. Así de doloroso para nuestra cuenta corriente. El Juan de Mariana, instituto al que pertenezco y del cual soy fundador, se nutre sólo de aportaciones privadas y voluntarias como la que yo mismo efectúo el 1 de enero de cada año. Esto, según creo, no sólo no es ilegal sino que es altamente recomendable, pues de este modo somos nosotros y los que están de acuerdo con nosotros quienes mantenemos funcionando nuestra propia asociación. Sin deberle nada a ningún político y, por lo tanto, sin tener que soportar sus odiosas presiones.

A diferencia de otras asociaciones cuya única razón de ser es vivir pegadas a la teta del Estado, en el Juan de Mariana tenemos por norma no aceptar ni un céntimo de ministerios, ayuntamientos, comunidades autónomas, organismos oficiales y demás chiringuitos donde el dinero de todos corre a raudales. Algo tan sencillo no lo entiende El Sacalugo, que se permite interpelar a Rallo como sólo lo sabe hacer un antiglobi de postín sobre el origen de los siempre pequeños fondos que dan vida a las actividades de nuestro instituto. Creo que si El Sacalugo sale del bucle mental en el que ha entrado este asunto está de sobra aclarado.

Respecto al cargo que Gabriel Calzada posee en el Centro para la Nueva Europa poco más puedo añadir a lo que ya ha dicho Dani. Gabi es representante en España de esta organización paneuropea y ya está, que no es poco. El CNE defiende aproximadamente lo mismo que nosotros en el Juan de Mariana pero, por motivos obvios, desconozco de que modo se financia. Estoy seguro, no obstante, de que lo hace legalmente conforme a las leyes europeas al respecto (si es que estas leyes existen, claro) y de una manera más transparente que Greenpeace, Cuba Solidaridad y, no digamos ya, que Elkarri y otros tragaldabas nacionalsocialistas. Si Exxon pone dinero pues no soy quien para censurarlo ni para aprobarlo por la sencilla razón de que no soy accionista de Exxon... y sospecho que El Sacalugo tampoco.

Lo que me sorprende es que se tire de los pelos y haga ademán de armar un cóctel Molotov para arrojárnoslo a la cabeza cuando cita el nombre de esta empresa. Y me sorprende porque, viendo la carta de presentación sacalúguida, se queda uno de piedra, veamos.

El Sacalugo es, nada más y nada menos, que:

1. Webmaster de globalizate.org: Una web de extrema izquierda vinculada con Nodo50.org que exhibe unos contenidos francamente empeorables (y a ello se afanan) y unas fotografías francamente mejorables.

2. Colaborador de rebelion.org: Creo que huelga la presentación. Algo parecido a un periódico donde se promueve el castrismo, se jalea el terrorismo en todas sus variantes, se glorifica a tipejos como Chávez y se da sección propia a diplodocus jurásicos como Noam Chomsky, James Petras y Marta Harnecker.

3. Colaborador del periódico Diagonal: Esta publicación no la conozco bien pero, por lo que he visto, viene a ser la versión impresa del anterior. Más de lo mismo. De lo mismo malo quiero decir.

4. Miembro de redprogresista.net: Pues como Redliberal.com pero al revés. Es decir, donde unos defendemos la libertad individual, el gobierno limitado y el libre mercado, los otros hacen lo propio con tiranías de todo pelaje, gobiernos ilimitados y mercados cautivos.

Que sea todo esto no me parece mal, hay gente para todo, hasta para estar equivocada y no seré yo quien les imponga mi manera de pensar. Lo que si que me gustaría es que dijese en público, del mismo modo que nosotros en el Juan de Mariana lo hemos hecho, cómo se financian estos clubs de los que El Sacalugo es pizpireto miembro. Porque aquí mucho decir de los demás pero bien calladitos cuando se trata de lo propio. Rebelión, por ejemplo, de dónde sale y, sobre todo, de dónde saca el dinero. Lo mismo cabe preguntar de Globalizate o de Diagonal. ¿Hay acaso el siempre jugoso y atractivo dinerito público, Sacalugo?, ¿se trata de dólares venidos del otro lado del charco por donde desagua el Orinoco? Cuéntanoslo, dinos de qué vive tanto movimiento social, tanta manifa antifa y tanta web obediente con Castro, que estamos realmente intrigados.

Ya sabes Sacalugo, príncipe de los serviles, puedes seguir diciendo de nosotros lo que quieras, pero cuéntanos de dónde sacáis la guita.