lunes, 5 de octubre de 2009

Así se confisca una finca...

... en Venezuela. Llega un tío con una guayabera y una gorra de béisbol que es gobernador de algo, otro con unos papeles y le dicen al legítimo propietario, un hombre que lleva 25 años cultivando esa finca, que ya no es suya, que ahora es del Estado, es decir del de la gorra. El socialismo del siglo XXI se parece mucho al del XX, yo diría que, si no fuese por la gorra, es la misma cosa.